()
ago check_circle Verified purchase
()
ago check_circle Verified purchase
()
ago check_circle Verified purchase
()
ago check_circle Verified purchase
()
ago check_circle Verified purchase
()
ago check_circle Verified purchase
()
ago check_circle Verified purchase
()
ago check_circle Verified purchase
()
ago check_circle Verified purchase
()
ago check_circle Verified purchase
()
ago check_circle Verified purchase
()
ago check_circle Verified purchase
()
ago check_circle Verified purchase
()
ago check_circle Verified purchase
()
ago check_circle Verified purchase
()
ago check_circle Verified purchase
()
ago check_circle Verified purchase
()
ago check_circle Verified purchase
()
ago check_circle Verified purchase
()
ago check_circle Verified purchase
Ir directamente al contenido

10% extra con Mercado Crédito. *Solo para usuarios MP*

Envíos GRATIS y hasta 9 Meses sin Intereses

¡Hasta 3 MSI con Mercado Crédito!

Aceptamos Tarjeta de Crédito, Débito o Transferencias.

    Desayunos Saludables para Niños. 5 Tips para Promover un Comienzo Nutritivo

    Desayunos Saludables para Niños. 5 Tips para Promover un Comienzo Nutritivo

     

    El desayuno es la comida más importante del día, especialmente para los niños, ya que proporciona la energía y los nutrientes necesarios para afrontar las actividades diarias y un óptimo desarrollo físico y mental. Sin embargo, sabemos que puede ser un desafío lograr que los niños disfruten de desayunos saludables. Para ayudarte en esta misión, aquí tienes 5 tips para crear desayunos nutritivos y atractivos para los más pequeños de la casa.

    1. Variedad es clave: Introducir variedad en el desayuno es esencial para asegurar una ingesta equilibrada de nutrientes. Combina diferentes grupos de alimentos, como proteínas magras, carbohidratos complejos, grasas saludables y frutas frescas. Ejemplos de opciones variadas podrían ser un tazón de avena con plátano y nueces, un sándwich de pan integral con queso y rodajas de manzana, o un yogur griego con arándanos y granola.
    2. Aprovecha los lácteos: Los lácteos son una fuente importante de calcio y vitamina D, fundamentales para el crecimiento y desarrollo de los huesos en los niños. Opta por leche baja en grasa o leche vegetal enriquecida con calcio. El yogurt y el queso también son buenas alternativas para variar el consumo de lácteos.
    3. Evita los azúcares añadidos: Muchos cereales comerciales para el desayuno y productos procesados contienen altas cantidades de azúcares añadidos. Lee las etiquetas cuidadosamente y trata de elegir opciones bajas en azúcar. Siempre es mejor utilizar la fruta fresca o miel para endulzar de forma natural.
    4. Incluye proteínas de calidad: Las proteínas son esenciales para el desarrollo y el funcionamiento del cuerpo de los niños. Asegúrate de incluir fuentes de proteínas magras, como huevos, nueces, almendras, mantequilla de maní natural o fiambres bajos en sodio. Estos alimentos ayudarán a mantener a los niños saciados durante más tiempo y a estabilizar sus niveles de energía.
    5. Hazlo colorido y divertido: Los niños son muy visuales, y un desayuno colorido y atractivo puede marcar la diferencia. Utiliza frutas frescas de diferentes colores para adornar sus platos o crea formas divertidas con las comidas utilizando cortadores de galletas. Esta presentación creativa puede despertar el interés de los pequeños por probar nuevos alimentos y hacer que el desayuno sea una experiencia más agradable.

    Los desayunos saludables para niños deben ser una combinación equilibrada de diferentes grupos de alimentos, ricos en nutrientes y bajos en azúcares añadidos. Además, una presentación atractiva puede ayudar a fomentar su apetito y disposición para disfrutar de una comida nutritiva.

    Al establecer hábitos alimentarios saludables desde una edad temprana, estaremos sentando las bases para un futuro saludable y una vida llena de energía y bienestar.

    Dejar un comentario