Ir directamente al contenido

Envíos GRATIS y hasta 9 Meses sin Intereses

    Supera tus miedos a las ollas de presión con Bogner

    Con frecuencia las ollas de presión, a pesar de ser un gran aliado en la cocina, llegan a ser temidas por muchas personas, la razón más común es porque con frecuencia, han escuchado que la olla “explota”, lo más común no es que explote en sí la olla, sino que el empaque de salida del vapor sí se llegue a desprender por un mal manejo o malos cuidados de nuestra olla.

    Por ejemplo:  

    • Algunas veces las personas llenan la olla más de su capacidad límite, y es entonces que la comida llega a bloquear la salida de vapor, la presión va subiendo hasta que llega un momento en que esa presión bota con extrema fuerza la válvula y expulsa todo lo que se encuentra en el interior de la olla.
    • También llega a suceder que el empaque al ser de caucho, con el uso, se empieza a cuartear y al cerrar la olla no la sella bien y esa puede ser otra salida del vapor.
    • La última y aún más peligrosa es cuando antes de dejar expulsar todo el vapor de la olla por la válvula, la intentan abrir y eso puede ocasionar grandes accidentes.

    Sin embargo, como lo decimos al inicio, una olla de presión es muy útil a la hora de cocinar por diversas razones:

    • Reduce hasta el 70% de tiempo de cocción
    • Los alimentos mantienen su valor nutricional
    • Las altas temperaturas hacen que los alimentos queden mucho más sabrosos y aromáticos en comparación a las ollas normales
    • Para cocinar se utiliza menos agua porque la mayoría de vapor se queda dentro
    • Al reducir el tiempo de cocción, también estás ahorrando energía.

    Ahora bien, para que disfrutes de todos esos beneficios y más, con la tranquilidad de que no te llegará a suceder todo lo mencionado, te dejamos las 5 reglas que debes seguir a la hora de seleccionar tu olla de presión:

    1.- Sistemas de seguridad

    Con ollas de presión que tienen más de 3 sistemas de seguridad, es casi imposible que sucedan esos accidentes donde el vapor no es expulsado debidamente, ya que deben pasar muchos filtros y antes de ello es fácil identificar que algo está mal.

    2.- Empaques de silicón

    Como lo habíamos mencionado, la mayoría de las ollas de presión cuentan con empaques de caucho, por lo que les dura menos y es necesario estar cambiándolo con más frecuencia, en algunos casos no se hace y es cuando suceden los accidentes. Es por ello, que lo de ahora es usar empaques de silicón, los cuales son mucho más duraderos y no se deforman.

           

    3.- Válvulas con ajuste de presión

    Como bien sabrás, no todos los alimentos necesitan el mismo nivel de presión, hay alimentos como las carnes rojas o leguminosas que por su naturaleza son más duras y requieren de mayor presión, o como las carnes blancas y/o  verduras que se cocinan con menor presión. Para ahorrar tiempo, dinero y energía, es conveniente que tu olla tenga un nivelador de presión, de esta manera podrás ajustarla de acuerdo a lo que estés cocinando.

    4.- Manuales de uso y asesoría

    Asegúrate de que tu olla de presión cuente con un manual de uso y de que la marca cuente con atención al cliente en caso de que no te sea fácil entender el manual incluido.

    5.- Garantía

    Como en todo producto, la garantía que te ofrece la marca consta la calidad que tiene tu olla. La mayoría de las marcas ofrecen entre 1 y 2 años de garantía, pero una marca que te da hasta 5 años de garantía o más, es porque la tecnología con la que están elaboradas las ollas de presión, las respalda.

     Las ollas de presión Bogner cuentan con todas las características mencionadas y mucho más, conócelas, deja tus miedos atrás y consiente a tu familia con platillos exquisitos que solo puedes cocinar en una olla de presión.

    Dejar un comentario

    Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados